Equipo de psicogeriatría

La Unidad de Psicogeriatría Clínica del Hospital Bermingham (Fundación Matia), se crea en el año 2011. La propuesta surge de la detección de la necesidad de dar una atención más adecuada a los pacientes con demencia que ingresaban con cuadros de agitación.

Hasta entonces ingresaban en la unidad de convalecencia y por lo general tanto el personal sanitario como los pacientes con los que convivían se quejaban de las molestias que ocasionaban ( no me dejan dormir, entran en otras habitaciones, pelean con el personal sanitario..). Ante este escenario nos planteamos en el Hospital Bermingham, la reflexión de que a estos pacientes no les estábamos prestando los cuidados adecuados a los síntomas originados por su enfermedad y a continuación nos planteamos buscar soluciones.

La propuesta coincide con mi pasión desde los años de formación MIR de geriatría por los pacientes con demencia y el manejo de los trastornos de conducta que se presentan a lo largo de la enfermedad. El proyecto de crear una Unidad dirigida al tratamiento de los síntomas psicológicos  conductuales en pacientes con demencia o sospecha de tenerla, fue apoyado por Sanidad y en unos meses organizamos el equipo. Sobre la plantilla habitual de enfermeras, auxiliares y trabajadora social, incorporamos dos figuras nuevas: una neuropsicóloga y una terapeuta ocupacional.

El apoyo una vez por semana de Miriam Barandiaran, neuropsicóloga, que ya entonces trabajaba en el Hospital Donostia junto a los neurólogos de consulta de demencia, fue clave en los inicios. Nos ayudó a comprender el origen de los trastornos de conducta, los fenotipos de las diferentes demencias, y ver detrás de cada enfermo a una persona con una historia de vida, una familia, unas preferencias. Nos habló de aromaterapia, musicoterapia, del beneficio de la actividad en el bienestar de los pacientes con demencia y nos enseñó a encontrar capacidades aún en fases de demencia severa.  Sembró sobre un equipo que, no sin resistencias iniciales, fue capaz de escuchar, probar y aprender.

Sala de terapia ocupacional

Contar con una terapeuta ocupacional en la unidad de psicogeriatría también ha sido una de las claves del éxito. Cuando antes de crear la unidad acudimos a la Clínica  Psicogeriátrica Josefina Arregui de Alsasua, la doctora  Inés Francés, responsable de dicha unidad, insistió en su importancia.

La terapeuta a través de tareas adaptadas a las habilidades y capacidades de cada paciente logra mejorar la atención en delirium,  mejora estados de ansiedad, frustración, angustia, miedo relacionados con la desorientación y  alivia la deambulación errática.

El equipo médico actual está compuesto por dos geriatras  con formación MIR en planta, más el apoyo de otras dos consultas ambulatorias en Donostia y una en Zumárraga, también a cargo de médicos geriatras.

La unidad ha pasado de tener 13  a 20 camas Todas las habitaciones están dotadas de un sistema de video vigilancia, disponemos de un sistema de control de errantes para minimizar el riesgo de pérdida y  hace dos años cambiamos la ubicación a una planta que cuenta con una terraza abierta al exterior donde hasta tenemos un pequeño huerto.

Recibimos pacientes de toda la provincia de Guipúzcoa. Aconsejamos evitar su paso por servicios de urgencias o plantas de hospitalización de agudos ya que salvo necesidad de pruebas complementarias urgentes, son lugares donde los pacientes con demencia pueden confundirse más. En este momento casi el 50% de los ingresos vienen directamente desde su domicilio a petición de Atención Primaria o desde consultas de geriatría, neurología o psiquiatría y previa autorización por el Sº de Admisión Centralizada del H. Donostia.

Conforme la unidad ha mostrado sus beneficios y resultados se ha creado un creciente interés para completar la formación  MIR de Psiquiatría, Geriatría y Medicina Familiar y Comunitaria. Desde mayo de 2019 Fundación Matia colabora como dispositivo de docente asociado a la Unidad Docente del H. Universitario Donostia para la formación de la especialidad de psiquiatría.

Durante estos años hemos atendido a 1485 personas, de 82 años de edad media con una distribución homogénea por sexo. En su mayoría en fases de demencia grave (MEC 10), con una dependencia moderada para las actividades básicas de la vida diaria (Barthel 46/100).Al alta el porcentaje de institucionalización es del 44,7%.

Elena Fernández Arin

Directora Médica del Hospital Bermingham de la  Fundación Matia

elena.fernandez@matiafundazioa.eus